• Paises
    Argentina Bolivia Brasil Chile China Colombia Costa Rica Ecuador España Gutemala Honduras México Paraguay Perú República Dominicana Uruguay
  • Corporativo
  • English
 Reemplazos de Azúcar: Explorando alternativas saludables.

Reemplazos de Azúcar: Explorando alternativas saludables.

Consumir productos que nos resulten agradables al gusto y nos evoquen sensaciones placenteras es una búsqueda constante y sigue siendo una parte esencial de nuestra vida. Al mismo tiempo, cada vez somos más conscientes que debemos tener una alimentación saludable y lo importante que es llevar una dieta balanceada para mantener o mejorar nuestra calidad de vida.

La industria de alimentos ha respondido a ambas necesidades dándonos la posibilidad de equilibrar indulgencia con bienestar, al crear opciones que nos permiten disfrutar de manera más saludable.

Las estrategias para promover una alimentación equilibrada han estado principalmente enfocadas en la reducción del consumo de calorías y azúcares refinados. En este sentido, la preocupación por el consumo excesivo de azúcar y la búsqueda de reemplazos ha ido creciendo. Ya lo declaraba la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su directriz sobre la ingesta de azúcares el 2015, donde recomienda “Tener una ingesta reducida de azúcares libres a lo largo de toda la vida” (1,2).

El mercado y los productos reducidos en azúcar

La industria se ha movido en esta dirección. En un reporte publicado en mayo de este año, Mintel señala que las afirmaciones (“claims”) relacionadas con la reducción de azúcar están siendo cada vez más comunes en los lanzamientos globales, sobre todo en productos como jugos, alimento para bebés, aguas saborizadas y bebidas energéticas y deportivas, donde el 25% de los lanzamientos de estas dos últimas categorías incluyeron declaraciones de “sin azúcar” ´o “sin azúcar añadida” (3).

Basado en los datos recopilados por Mintel, en Chile se han lanzado más de 290 productos con estos “claims” entre el 2019 y el 2022 y, de enero a mayo de este año, ya van 32 nuevos productos que declaran ser sin azúcar o sin azúcar añadida. De estos lanzamientos, los edulcorantes utilizados que lideran la lista son sucralosa y el maltitol, presentes ambos en un 28% de estos productos; le sigue la Stevia, presente en un 22%, y el eritritol, isomaltitol y sorbitol, con una presencia más reducida (3,4%).

Es interesante destacar que, dentro de las categorías con más lanzamientos de este tipo, se encuentran yogures “cuchareables”, barras de cereal, cereales para el desayuno y galletas dulces, con una orientación sobre todo hacia lo indulgente.  

Candidatos como reemplazo de azúcar refinada

Aunque la sucralosa y la stevia son los edulcorantes más reconocidos, la industria sigue explorando otras opciones bajos o libres de calorías, obtenidos de manera natural o sintética, que sean una alternativa a la azúcar refinada. Entre ellas se encuentran: Alulosa; Tagatosa; Monk fruit (Luo Han Guo) o Fruto del monje; polioles, como el Eritritol, Isomaltitol; y muchos otros menos conocidos como la Isomaltulosa, también conocida como Palatinosa; la Taumatina y algunas proteínas como la Miraculina, entre otros.

La D-alulosa o Alulosa, es un azúcar natural con cero calorías y un 70 % del dulzor de la sacarosa (4). A partir del 2019 comenzaron los lanzamientos de productos en Chile con este edulcorante, entre los que destacan productos como edulcorantes de mesa tradicional, chocolates, manjar, galletas dulces, pasteles y barras de cereal.

Marca Biofoods AluSweet Abril, 2020
Marca Daily Foods Agosto, 2019

Por otro lado, la Isomaltulosa es un disacárido compuesto por una unidad de glucosa y fructosa unidas por un enlace glucosídico α-1,6 que se hidroliza menos fácilmente por las enzimas digestivas en el tracto gastrointestinal. Mientras que el isomaltitol o isomalt, se obtiene por la hidrogenación de la isomaltulosa y ha sido utilizado principalmente en caramelos duros y chicles sin azúcar (5).

Se ha reportado que la isomaltulosa genera una respuesta de bajo índice glicémico e insulina y prolonga el suministro de glucosa al sistema circulatorio (6). En Chile es un edulcorante aún poco explorado y se perfila como una solución segura y saludable para el reemplazo de la azúcar.

Perspectivas y recomendaciones

Ante la creciente oferta de productos sin azúcar añadida y la aparición de nuevos edulcorantes, no es de extrañar que los lanzamientos futuros comiencen a incorporar estos nuevos aditivos. Además, las instituciones y organizaciones están prestando cada vez más atención al uso de los sustitutos del azúcar, como lo refleja la reciente directriz de la OMS publicada en mayo de este año, donde se hace una recomendación, de carácter condicional, “desaconsejando el uso de edulcorantes no derivados del azúcar para controlar el peso corporal o reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles”, aunque no proporciona detalles específicos o recomendaciones particulares para cada tipo de edulcorante.

Por otro parte, la Organización Internacional de Edulcorantes, declara que “los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías desempeñan un papel fundamental para ayudar a abordar la carga de las enfermedades no transmisibles y la crisis mundial de obesidad”. Así mismo, recomendaciones de la “Asociación Americana de Diabetes” y la “Asociación Americana del Corazón” reafirman que los alcoholes de azúcar y edulcorantes no nutritivos son seguros, si su consumo se da dentro de los niveles de ingesta diaria establecidos por las agencias reguladoras, como la “Administración de Alimentos y Medicamentos” (FDA por sus siglas en inglés) (7).

Dada las diversas opiniones sobre este tema, el desconocimiento generalizado y la alta demanda de estos aditivos, es crucial investigar y comprender la naturaleza de cada uno de ellos, sus beneficios e incluso sus posibles efectos secundarios o restricciones de uso.

En Mathiesen, estamos comprometidos con nuestros clientes y consumidores, brindando información clara y confiable de los edulcorantes de nuestro portafolio y asesorándolos en el uso de éstos en sus nuevos desarrollos. ¡Contáctanos! y descubre cómo nuestros productos pueden marcar la diferencia en tus formulaciones.

 

1.- Global status report on noncommunicable diseases 2014. Organización Mundial de la Salud; 2014 (http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/148114/1/9789241564854_eng.pdf, consultado el 21 de enero de 2015.

2.- Mooradian A. D. (2019). In search for an alternative to sugar to reduce obesity. International journal for vitamin and nutrition research. Internationale Zeitschrift fur Vitamin- und Ernahrungsforschung. Journal international de vitaminologie et de nutrition, 89(3-4), 113–117. https://doi.org/10.1024/0300-9831/a000531

3.- Neha Srivastava, (Mayo 2023) “Patent insights: explore sugar reduction strategies”. Mintel

4.- Matsuo T, Suzuki H, Hashiguchi M, Izumori K. D-psicose is a rare sugar that provides no energy to growing rats. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 2002;48(1):77–80.

5.- Takatsuka, T., Exterkate, R. A., & ten Cate, J. M. (2008). Effects of Isomalt on enamel de- and remineralization, a combined in vitro pH-cycling model and in situ study. Clinical oral investigations, 12(2), 173–177. https://doi.org/10.1007/s00784-007-0155-7

6.- Stevenson EJ, Watson A, Theis S, Holz A, Harper LD, Russell M. A comparison of isomaltulose versus maltodextrin ingestion during soccer-specific exercise. Eur J Appl Physiol. 2017 Nov;117(11):2321-2333. doi: 10.1007/s00421-017-3719-5. Epub 2017 Sep 19. Erratum in: Eur J Appl Physiol. 2017 Nov 16: PMID: 28929343; PMCID: PMC5700989.

7.- Fitch C, Keim KS; Academy of Nutrition and Dietetics. Position of the Academy of Nutrition and Dietetics: Use of Nutritive and Nonnutritive Sweeteners. J Acad Nutr Diet 2012; 112: 739-58.